El virus aumenta en Perú y venezolanos recogen los cadáveres

El venezolano Ángelo Aza se toma un descanso en su trabajo de trasladar los cuerpos de supuestas víctimas del coronavirus, tendido sobre un auto de la funeraria Piedrangel, junto a contenedores de mercancías habilitados para mantener los cadáveres refrigerados, en un hospital público de Lima, Perú, el 11 de mayo de 2020.